BRONIA STEWART: PURA ACTUALIDAD

bronia-stewart-2

En una de las fotografías de Bronia Stewart, unas mujeres hablan despreocupadamente, mientras se preparan para su labor. La labor consiste, técnicamente, en excitar a hombres -suponemos- y metafóricamente, en construir un camino de evasión que, como ha hecho el porno toda la vida, pretende borrar la realidad (esa que se nos pega por las mañanas al ir a la oficina o por las noches, cuando nos acostamos en las mismas sábanas o el mismo matrimonio). Las imágenes retratan una cotidianeidad de platós llenos de cables y vasos de café de plástico, tan común como la que podríamos encontrar en el rodaje de un telediario. De alguna forma, las presentadoras de Babestation -el estudio que Stewart retrató durante 9 meses- narran noticias al exponer sus escotes voluminosos o su lencería efímera, ya que cada nuevo destape provoca un pico informativo en nuestras neuronas. Y es que, por definición, el porno siempre fue pura actualidad.

bronia-stewart-1

Me gusta particularmente ese ángulo de las fotografías desde el que se ve el final mal acabado de una pared o el borde de un decorado, como si Stewart nos llevara a la periferia de la iconografía erótica, mostrando que bajo el oropel, en los márgenes de la excitación, yace el mismo entramado frágil que sustenta nuestras sábanas, oficinas, etc.

bronia-stewart-4

bronia-stewart-5

bronia-stewart-6

Nos lo chivó The Guardian.

Anuncios