JUGANDO AL AJEDREZ

Descubro en la -ya de por sí- maravillosa web Open Culture, una perla muy apropiada para reavivar los rescoldos de este Halloween cada vez mejor orquestado y americanizado, que nos rodea inevitablemente. En ella, los míticos Boris Karloff y Bela Lugosi se desafían en tenebroso duelo, enfrentando perfil, gomina y mirada. Una minúscula joya cinematográfica que pone de relieve aquellos maravillosos años en los que temíamos a vampiros y monstruos, en la que nos asustábamos de nuestra sombra, y no de la sombra de lo que fuimos, como nos ocurre ahora.

Al final, la partida, ya se sabe, la gana la dama del fondo -toda ángulos y hueso-, pero rompamos, mientras tanto, en una carcajada feroz, como la de Frankenstein y Drácula, riéndonos, al menos, de nuestras rivalidades terrenales.

Si quieres descubrir más sobre este romance de las tinieblas, clicka aquí.

Anuncios