CAMINO DE PERFECCIÓN

Hoy, en esta velada electoral y después de varios posts indignados, desvío la atención de los recuentos de votos para evadirme, contemplando a unos vivants muy particulares. El maniquí maniquizado: una pequeña perversión que, por lo que veo, es tendencia.


Aunque tanto Naomi Campbell, como Megan Fox, cumplen los estándares de la belleza tal y como nos los dicta Marie-Claire, en estas imágenes, el photoshop se hace hipérbole, perfeccionando lo perfecto. Nadie, ni siquiera ellas, está libre de pecado. Tu piel puede ser más brillante, o tu cintura más fina. Esta democratización de la convención estética resulta reconfortante y terrorífica a la vez. El cuerpo se vuelve entelequia, mientras algún diseñador misógino y androide se relame soñando con modelos eléctricas.

Por cierto, el de Megan Fox es un camino de perfección ejemplar, en el que ella misma se ha maniquizado para convertirse en una musa de Hollywood, y no una cualquiera, sino esta concretamente. Estas fotografías de parque temático lésbico evocan la duplicidad del que se ha creado una imagen (ajena) de sí mismo, de forma metódica y despiadada. Probablemente, la única forma de hacerlo.

El doble de Naomi Campbell lo encontré chez El Hombre Confuso. El de Megan Fox en algún lugar de cuyo nombre no puedo acordarme y pido perdón por ello. Las fotos las saqué de aquí.

Anuncios