JUGUETES

Supongo que los muñecos son pequeños maniquíes, así que entran por derecho propio en “Je suis vivant et vous êtes morts“. Aquí una perla del género encontrada en la Gran Vía madrileña estas navidades. Una tienda clásica donde se agolpan multitud de juguetes, evocando una atmósfera victoriana en la que el peluche y el plástico se mezclan en inocente melé. Me pregunto si todavía se pararán los niños ante este escaparate o si sólo lo hacemos los treintañeros nostálgicos de la Nancy. Desde que la categoría de “juguete adulto” ya no sólo se aplica a los productos de sex-shop, si no a todo el universo de gadgets tecnológicos, jugar nunca fue tan democrático. Todos podemos ser niños por un módico precio.

PD: como nota curiosa, os diré que fue pararme ante el escapararte a hacer las fotos y crearse una pequeña aglomeración detrás mío en la Gran Vía, para hacer fotos también. Por si acaso. Por lo que pudiera haber. Fascinante el borreguismo. Eso, o que soy un líder de masas en potencia.

Anuncios