ENAMORAMIENTO VINTAGE

Con el fin de conseguir maniquíes únicos para una serie de retratos, Rebecca Martínez se dedicó a pujar en E-bay por los ejemplares más estrafalarios que encontraba. Pieles raídas, expresiones anticuadas: piezas retiradas de la circulación por no ser, en definitiva, referentes de la belleza actual. En esta búsqueda laboriosa, la fotógrafa entró en competición con un postor que ganaba siempre en las pujas, arrebatándole sus hallazgos. Desesperada, Martínez contactó con su oponente para descubrir que se trataba de los almacenes Bergdorf Goodman, recabando material para su colección de maniquíes vintage. Del encuentro, surgió el flechazo. Un enamoramiento común por esos restos del naufragio, enterrados en almacenes anónimos durante años para alcanzar una inesperada resurrección fotográfica. Y de ahí: esta serie de imágenes delicadas y maravillosas.

Lo encontré vía Lenscratch. Aquí una interesantísima entrevista con Rebecca Martinez.

Aprovecho para hacer un pequeño homenaje a Bergdorf Goodman, auténtico referente del amor al maniquí. Aquí algunas perlas y aquí otras cuantas.

Anuncios