PERLAS DE PROVENZA (IV): CORRE, MANIQUÍ

cadena1

cadena2

cadena3

Otra maravilla encontrada en Aix-en-Provence. Una extraña mezcla de bondage y montañismo, en la que una hermosa maniquí observa el mundo que nunca verá. Ataviada con pantalones de explorador y forro polar, está preparada para emprender los viajes más osados, pero su dueño se lo impide encadenándola a una tubería. A través de su belleza serena, nuestro espíritu aventurero y consumista debe exaltarse para que entremos a comprar cantinploras y botas de escalada. Me gustan sus manos fuertes, de dedos largos, último resquicio de idealización estética en ese entorno ajeno de ropa práctica.

Podéis enviarle vuestras postales a la Catedral de Aix, enfrente de la cual reside.

Anuncios