NACHO VEGAS. EL HOMBRE QUE CASI CONOCIÓ A MICHI PANERO.

Empiezo el fin de semana con una perla clásica de Nacho Vegas, probablemente otro de mis músicos preferidos para un fin del mundo cualquiera. Me gusta su halo de rockero maldito a pesar de tener cara de persona que te cruzas en el metro. Me gusta su contoneo de caderas, con absoluto y despreocupado glamour, porque así hay que ir por el mundo. Y me gusta que salga en Diez Minutos vivendo su romance con Cristina Rosenvinge, como si estuviéramos en Londres y el pop le importara a la gente.

Sé que me pongo lírica pero si una no se abandona al lirismo más violento el primer viernes de septiembre, ¿cuándo lo hará?

Aquí la letra maravillosa de “El hombre que casi conoció a Michi Panero”, porque no se puede recibir las hostias en batín con más talento. Y aquí una propina ártica. A disfrutar.

Anuncios