PERLAS DE PROVENZA (I). SIRENAS EN ARLES.

Descubro en Fontvielle, un tranquilísimo pueblo cercano a Arles, este canto kitsch al orgullo provenzal. Una serie de maniquíes vestidos según la tradición arlesiana otean el pueblo desde su atalaya. Con su verismo y su belleza tienen que atraer a los pocos turistas que quedan ya en estos días lánguidos de Agosto. Esperan plácidamente a sus víctimas, quienes, seducidos por sus cantos de sirena, acudirán en busca de un pedazo de autenticidad.

provenza1

provenza2

Me fascina particularmente este maniquí que, sobre ese contraluz de película de los 40, mira al infinito con un halo de amenaza. Hay algo terriblemente humano en su expresión y es una especie de resignación fría ante la fatalidad. Fatalidad que no sabemos si anticipa o ella misma provoca.

provenza3

Anuncios