EL MANDALA DEL MARKETING

logococa_colapepsi

Si meditáis en torno al mandala del marketing gaseoso, descubriréis, si no la fórmula secreta de la Coca-Cola, sí algunas de las curvas por las que fluye el micro-cosmos consumista. ¿Dónde está el eje del universo? ¿En el eterno retorno o en el río que nunca es el mismo? En el camino de la emancipación gráfica, Pepsi, nacida 4 años después que Coca-Cola, abandonó el camino de la curva roja para explorar el color y la forma, hasta llegar al come-cocos bicolor que nos saluda con simple felicidad. ¿Nos gustaría más Pepsi si tuviera el mismo logo bizantino y esdrújulo que hace un siglo?

Según C.G. Jung, los mandalas, a través de su síntesis de opuestos y de su trazado cíclico, conducen al individuo a conectar con el inconsciente colectivo. “Expresan por eso la idea del refugio seguro, de la conciliación interior de la totalidad“. En este mandala, contemplamos cómo la continuidad y la renovación luchan, en alianza de enemigos, por ganar cuota de mercado. Y mientras observamos cómo se hacen y deshacen sus logos, nos debatimos entre el escepticismo y la fe hacia los productos de gran consumo.

Mientras Pepsi y Coca-Cola sigan luchando por nuestro corazón, tendremos algo en que creer.

Medité aquí.

Anuncios