CÓMO CONVERTIRSE EN UN MUEBLE

Descubro en Lenscratch las fotografías de un artista suiza, Chantal Michel, que me cautivan: a medio camino entre el Lynch más doméstico y el prerrafaelita más cruel. En ellas, se observa lo fácil que es fundirse con el entorno de manera literal. Porque los muebles pueden llegar a ser tan nuestros que, como en los amores apasionados, de pronto, nosotros también les pertenecemos. Hay algo sumamente perverso en estas estampas caseras, en esa conversión a objeto, radical y sin concesiones que Michel impone a la persona.

chantal_michel_04

chantal_michel_03

chantalmichel_06buergenstock-salon-tisch

chantalmichel_2

También fascinantes estos camafeos de sí misma, dónde el rostro se convierte en estampado de pared.

fraeuleinvonrsosenberg

diedamevongruenewald

No dejéis de visitar su web, un rompecabezas de imágenes en el que perderse con delectación.

Anuncios