SIRI KAUR. VAMPIROS HOGAREÑOS.

La fotógrafa Siri Kaur puso un anuncio en el periódico con este texto: “Female photographer seeks portrait subjects“. El resultado de esta intrusión pactada es una serie de fotografías de taxónomo, en las que una colección de vecinos entrañables nos ofrecen sus cuerpos en el calor de su hogar. Colocados contra un fondo que parece, invariablemente, papel estampado de pared, las figuras se recortan en armonía, como si ellos mismos fueran flora o fauna de cartón piedra, parte del decorado.

siri_kaur_12

Me quedo en particular con las mujeres, que en su mutismo de gorgona, desafían los cánones de la pose. Hay algo amenazador en sus miradas. Hay algo de pacto oscuro, que firma una intimidad súbita, intensa y pasajera. Esa capacidad de entrega, inmediata y sin límites, es el gesto que espera el vampiro, acechando ante el umbral de su nueva víctima, a la espera de la invitación que le permitirá entrar.

En este caso, sin embargo, los vampiros nos esperaban dentro de casa.

sirikaur_jane

sirikaur_erin

sirikaur32

sirikaur2

sirikaur4

Especial fascinación ejercen las próximas imágenes, retratos de unas émulas de Alicia, que como en las emblemáticas fotografías de Lewis Carroll, nos miran desde el otro lado del espejo:

sirikaur5

sirikaur6

Anuncios