ALGO EN QUE CREER

madonnaphoto

Hago un hallazgo monumental en el siempre inspirador Muack. Algo que probablemente jamás volveremos a ver. Un desliz en una inmensa maquinaria propagandística. Y es que hace unos meses se filtraron unas fotografías de Madonna, sin pasar la previa censura del photoshop. En ellas vemos a una mujer madura, de pose desganada, carne mortal, mirada afilada como una navaja. Su aire altivo y cabaretero nos recuerda a la sabiduría de una prostituta portuaria. Madonna no parece mayor porque sus muslos no estén recios y tersos como de costumbre, si no porque sus ojos se rasgan como si nos mirara desde un escondrijo, porque sus pómulos le absorben la cara con prisa. ¿Acaso puede el photoshop cambiar una mirada? Observo, con esperanza, que sí. Y es que un mundo mejor es posible. No porque en él no haya arrugas, si no porque gracias a él, una mujer nos hace creer que es inmortal.

Mientras soñamos con el más-allá del pop, la cabaretera por excelencia estira sus botas de domadora y nos observa desde el otro lado de la pantalla, a punto, una vez más, de doblegarnos.

Anuncios