MERCEDES MILÁ NO EXISTE

SEGÚN. Como ya decía Neo en Matrix, la realidad no existe. El mundo tal y como lo conoces sólo está en tu cabeza. Por si no lo teníamos claro, los Sims y Gran Hermano se dan la mano para rizar el rizo en un alarde metalingüístico. Ahora podrás jugar en tu consola con los personajes de GH e inventar desenlaces diferentes a los que la audiencia decidió. No querías fantasía, toma dos tazas. Y es que recrear la vida es una de las mejores formas de escapar de ella.

gh1

ANTE. Al amparo de los experimentos sociológicos, llevamos 10 años conviviendo con Kikos, Julitos, Raqueles y Jorges, viendo cómo podría ser la vida. Esta interacción de laboratorio mezcla los sentimientos como componentes explosivos y excita a las masas como el monstruo de feria al que pagamos para ver, aunque una vez dentro de la carpa, nos tapemos los ojos. Si GH satisface al cotilla que todos llevamos dentro, ¿satisfará este videojuego nuestros instintos más voyeurs o marchitará esa alegría pasiva del televidente? Tengo mis dudas de que un videojuego supere el placer ausente de ver TV sin usar demasiadas neuronas, pero reconozco que el tema tiene su poesía. Un concursante es un concursante es un concursante, por decirlo a la Gertrude Stein.

POR. Por si la televisión y las consolas no fueran suficiente pasaporte al otro mundo, descubro en La Noconvencional una web donde cambiar literalmente tu vida por la de otro. No te limites a soñar agarrado al mando a distancia, da el paso definitivo a través de Thelifeswaptube e intercambia a tu pareja o a tu jefe por otro ajeno, desconocido. ¡Prometedor! Los lifers –así se llaman nuestros intrépidos participantes- buscan en esta nueva red social perfiles inquietos a quienes suplantan (mientras son suplantados) durante unos días. Esa idea fascinante de transmutación de las almas me engatusa como un vendedor de biblias. Qué mejor irrealidad que la que se puede tocar con las manos.

baldosas

ENTRE. Probablemente borrar fronteras entre realidad y ficción es el vicio más viejo del mundo. Las drogas o el amor, los realities o la literatura, no son más que adoquines en el camino de baldosas amarillas hacia la tierra infinita de lo posible.

SIN. ¿Habrá avatar de Mercedes Milá en el videojuego de Gran Hermano? ¿Lucirá descaro e histrionismo como sólo las divas folklóricas saben hacerlo? MM sería una buena anfitriona en la matrix de Neo, descodificando cada uno de nuestros gestos, poniendo en evidencia esas pequeñas debilidades, pecadillos, momentos sublimes, en la carrera por triunfar sobre nuestro destino. La Milà es el tele-predicador que cualquier cadena querría para sí. Tantos récords de share no son de este mundo. Quién sabe, quizás Mercedes Milá no exista. Y puede que hasta tú y yo tampoco.

mila

Anuncios