MY NAME IS LUCA

UNO. La biblia de las revistas científicas, Nature, publicó hace unas semanas que el origen del mundo tal y como hoy lo conocemos fue un organismo que existió hace 3.800 millones de años y del que hemos emergido todos los seres vivos del planeta. Bautizado como LUCA –las siglas en inglés de Último Ancestro Común Universal-, este organismo es el tronco que nos une con los chimpancés, los árboles y los huevos fritos.

huevofrito

TRES. Las teorías sobre el origen del mundo se pueden sintetizar en tres corrientes de pensamiento. 1) Las creyentes en una fuerza superior (alias dios), que nos creó a su voluntad y que nos alimenta a base de cóctel celestial -1/3 de gratitud, 2/3 de dependencia, una pizca de deseo-. 2) Las que apuestan que la vida llegó a la tierra por accidente en algún meteorito caprichoso como dados lanzados al aire. (Podría pasarte a ti. Y pasó). 3) Las que creen en la mêlée cósmica inicial: la aparición espontánea de reacciones químicas en la atmósfera eyaculando vida. Tres corrientes de pensamiento que podríamos resumir como: amor, azar, sexo. ¿Y tú de quién eres?

MUCHOS. Como muchos de nuestros consumidores, LUCA se queda con la opción 3). Ese sexo múltiple y molecular dio lugar a nuestro ancestro único, que derivado en mil mutaciones acabaría siendo tú y yo. Esa perseverancia de células mezclándose, dividiéndose, reproduciéndose hasta poblar un planeta me llena de emoción y me recuerda al maravilloso poema “Para que yo me llame Ángel González”, donde la vida se reproduce en cada esquina, como “el éxito de todos los fracasos”.

DOS. A todo esto, en las paradas de autobús se fragua una nueva guerra de religión y es que siguiendo el ejemplo inglés, la Unión de Ateos y Librepensadores va a lanzar campaña en varias ciudades españolas bajo el lema: “Probablemente Dios no existe. Deja de preocuparte y disfruta de la vida”. La respuesta no se ha hecho esperar y Alternativa Española –partido / movimiento / alegría de vivir- amenaza con lanzar, por cada autobús ateo, dos creyentes. “Dios existe, deja de preocuparte. Confía en él” es su credo. Disfrutar versus confiar. Una disyuntiva interesante. Lo único que queda claro es que al parecer estamos preocupadísimos. Menos mal que ahora que veremos la pregunta fundamental circular ante nuestros ojos, sexy y directa como los carteles de PE en los autobuses, nuestro cerebro será capaz de decidir. Last night a marketeer saved my life.

diapositiva1

TODOS. ¿Creerá LUCA en Dios? Mientras espero en la parada del 59, me recreo pensando en la armonía del universo y en lo hermoso que es que todos seamos parte de una gran familia. Me embarga una profunda emoción. Chimpancés, huevos fritos, Pe y yo, unidos por la cadena de la supervivencia. Que yo me llame Perla del Turia ya me parece suficiente milagro. Respecto a lo demás, tengo pocas certezas, pero doy gracias  a Dios de que exista Ángel González.

Anuncios