LOGOS, LENGUAS, LETANÍAS

PÁNICO. Un grupo cristiano de San Diego denuncia que el nuevo logo de Starbucks es indecente y arriesgado. Una mujer “con las piernas abiertas como una prostituta” nos observará, malévola, mientras bebemos nuestro café cada mañana.

GOSH! Si Starbucks es obsceno, ¿acaso hay salvación para el resto de la humanidad?

TERROR. El grupo se hace llamar “La Resistencia” y su logo nos recuerda sospechosamente a aquel que utilizaban los extraterrestres de la mítica serie V. El movimiento cristiano adopta el nombre de los rebeldes humanoides que se enfrentan a la amenaza invasora. Imagino a esos miembros de la congregación tapándose los ojos los unos a los otros, temblando, sudando, para no ver a la reina del Glam, DIANA, desenroscar su lengua infinita.

ALIVIO. Entramos en la web de “The resistance” y encontramos a un tal Mark Dice, versión afeitada de Michael Moore que persigue, cámara en mano, a la población adinerada de los Ángeles para colgar sus pecados en youtube. Vende sudaderas, tops y camisetas y expone videos de chicas en bikini para transmitir su mensaje de amor. Por un momento pensé que Dice realmente creía en lo que decía. Pero compruebo –menos mal- que sólo era otra estrategia de marketing para alcanzar la fama.

ESPERANZA. Jane Badler –la actriz sublime que encarnó a DIANA – tiene hoy un perfil en MySpace y canta, a la Nick Cave, canciones de seducción. “I love everything and I love you too” susurra. Bonito slogan. Si es imprescindible que en cada esquina del mundo haya un mismo local con un mismo camarero sonriente, que tengan la decencia, por lo menos, de poner un slogan sexy en sus vasos de cartón.

Anuncios